(81) 8327-0498 ara@tmr.com.mx
Pages Navigation Menu
Montacargas en Monterrey NL
Montacargas Hangcha y plataformas JLG

Montacargas Toyota

En el último par de décadas, los montacargas Toyota han sido de las mejores marcas en estos equipos, que son piezas fundamentales en la carga y descarga de objetos pesados y de gran volumen y uno de los líderes mundiales en venta. Para el 2017 Toyota ya contaba con un amplio catálogo de nuevos productos, diseñados especialmente para las ramas industriales y de logística de almacenes en las empresas.

Los montacargas de esta marca mundialmente conocida por una amplia variedad de vehículos y artículos que diseña, se enfocan en difundir un factor fundamental en las operaciones de la maquinaria pesada: la seguridad. Al momento de utilizar un montacargas, es fundamental la seguridad de sus operaciones, puesto que debido a la naturaleza de sus usos y el peso de los objetos que se transportan, siempre existe el riesgo de que se sufra un incidente por una mala operación o por defectos en las unidades, por lo que siempre se debe optar por las mejores.

Toyota, en su línea de montacargas, busca garantizar que los supervisores, encargados y operadores de las unidades conozcan los requerimientos mínimos para la operación de las unidades y adapten la seguridad de los almacenes y zonas de operaciones, para que, en combinación con las mejoras de seguridad que coloca en sus unidades, se reduzcan al mínimo los accidentes. Además, como complemento, los operadores siempre deben llevar los equipos de protección adecuados para las operaciones manuales.

Principales características de los montacargas de la marca Toyota

En la última década, los equipos usados en las industrias y la maquinaria pesada han evolucionado de manera significativa para aumentar su eficiencia, seguridad, reducir su consumo de energía y reducir los costos de os equipos. En caso de la marca Toyota, los montacargas se caracterizan por utilizar tecnología SAS, siglas en inglés de Sistema de Estabilidad Activo, una nueva tecnología que se incorpora como un esfuerzo por prevenir accidentes antes de que puedan ocurrir, mientras que pueden ayudar a mejorar la productividad de las unidades.

Este sistema ayuda a monitorear el movimiento del autoelevador y brinda una mayor estabilidad en el eje trasero de la unidad en los casos de giros, donde resulta más necesario mantener una mejora en la seguridad de la operación. Además, es un sistema que se sincroniza con la dirección del equipo, para el control en el funcionamiento del mástil, lo que restringe ciertos ángulos y velocidad de inclinación de este, cuando es necesario para disminuir el número de incidentes.

Entre otras de las características del sistema de seguridad de los montacargas de la marca Toyota, se destaca el control activo de estabilizador trasero, que permite la mejor maniobrabilidad de los artículos, sin importar su peso, mientras se encuentren dentro de los márgenes establecidos; control activo de inclinación hacia adelante del mástil, para aumentar la estabilidad; un control activo de la velocidad de inclinación hacia atrás del mástil, que previene su rápido desgaste; bloqueo del mástil, lo que evita incidentes en la carga a grandes alturas; sincronizador activo de dirección; y control automático de nivelación.

Reglas de seguridad para el uso de los montacargas

A pesar de las innovaciones en los sistemas de seguridad de los montacargas Toyota, es fundamental que durante su operación se sigan algunas reglas básicas de seguridad, que evitarán cualquier tipo de incidente, sin importar si es un equipo de combustión o eléctrico. Antes de la renta de las unidades, los gerentes de operaciones deben asegurarse de que todos los operadores estén capacitados para conducir los montacargas; además, deben mantenerse actualizados mediante un curso de capacitación y, sobre todo, en cuestiones de seguridad.

Al momento de la operación deben utilizar en todo momento el cinturón de seguridad y los equipos de seguridad necesarios, como el casco, guantes y chaleco para poder ser identificados a distancia. Las manos y los pies deben estar siempre dentro de la cabina, para poder evitar cualquier tipo de incidente durante las operaciones.

De igual manera, tienen que estar atentos a los peatones, las dimensiones del pasillo o los posibles obstáculos, para evitar golpear los montacargas. Antes de comenzar a trabajar deben inspeccionar el montacargas y revisar que no cuente con ninguna piezas sueltas, y al momento de realizar la carga de los artículos deben verificar que estén bien colocados y asegurados para evitar que se caigan.

Otra de las medidas importantes que deben tomar es asegurarse que la carga no obstruya la visibilidad del operador, por lo que es más recomendable hacer varios viajes y no sobrecargar el equipo. Asimismo, asegúrense de que el montacargas que esté descargado se encuentre bien asegurado para evitar un movimiento accidental.

Al momento de elegir el montacargas deben conocer la capacidad máxima del equipo y eviten superarla, lo más recomendable es cargar un máximo de 80 por ciento de la capacidad de la unidad; además asegúrense de que todos los montacargas reciban los mantenimientos establecidos en los periodos adecuados.

Tipos de montacargas y medidas de seguridad

De manera general existen dos tipos de montacargas, los eléctricos y los de combustión interna; la pregunta es ¿Cuál es el más indicado para sus actividades? Como en todas las industrias, los montacargas de la marca Toyota tienen grandes avances tecnológicos, legislaciones y modificaciones para el cuidado del medio ambiente, lo que dificulta la elección de la maquinaria ideal.

Con base en la función que desempeñará el equipo se pueden establecer ciertos cuestionamientos para elegir cuál es la unidad ideal para sus actividades. Lo primero que se tiene en cuenta es la tarea en específico que llevará a cabo la unidad a lo largo de la jornada laboral, ya sea movimiento continuo de objetos o usos intermitentes; también se tienen que tomar en cuenta las condiciones que tiene el suelo, ya sea en el interior como en el exterior, si es una superficie lisa, con cierta textura o terracería.

Al momento de elegir un montacargas Toyota también tienen que contemplar su es para uso interior o exterior, así como las condiciones ambientales en cualquiera de los casos, ya que factores como la humedad, la exposición al sol y el polvo pueden afectar su funcionamiento. De igual manera, deben saber si se subirán rampas o pendientes y los periodos y frecuencia en que lo harán.

Otros factores para elegir el tipo de montacargas son: si el suelo tiene irregularidades, baches o es uniforme, para seleccionar el tipo de neumáticos que requiere; en caso de ser usadas en suelos mojados en todo momento, también se requiere utilizar unidades con neumáticos especiales.

De igual manera deben contemplar el tipo de carga que van a manipular, cuáles son sus dimensiones y la forma que se levantarán, ya sean cuchillas o aditamentos especiales, de acuerdo con la forma de los artículos. Relacionado con esto está el ancho del pasillo, el cual debe ser del mínimo establecido para cada tipo de montacargas, de acuerdo con el volumen de los artículos a movilizar.

Por último, deben saber si habrá peatones o personal laborando en la zona donde se operan los montacargas, si el movimiento de la mercancía se realizará todos los días o sólo durante periodos determinados y como se cargarán y descargarán los artículos, pueden ser en pallets, directamente en los artículos o con aditamentos especiales.

Tomando en cuenta estos factores podrán elegir entre un tipo de tecnología y otra, de acuerdo con las ventajas y desventajas de cada tipo de unidad. Los montacargas eléctricos tienen la ventaja de ser una alternativa óptima para disminuir de manera significativa la contaminación, así como la emisión de gases de efecto invernadero, que pueden acumularse dentro de los espacios en los almacenes.

También son de funcionamiento muy silencioso, lo que se traduce en una mayor seguridad y una mejor comunicación entre los operadores; requieren de menos mantenimiento preventivo, y con un adecuado uso, los mantenimientos correctivos no son necesarios, lo que reduce los costos y aumenta la vida útil de los equipos, ya que cuentan con menos piezas móviles que se involucran en el accionar de los equipos.

Ya que como combustible utilizan una batería recargable de alta duración, no tienen que invertir en gas o gasolina, además son de carga rápida, por lo que sólo requieren estar conectadas un par de horas. El periodo de vida de las baterías es de cinco años o más, dependiendo del modelo y del tipo de batería, además de las condiciones y recomendaciones que establecen los fabricantes, tanto para su carga como para el mantenimiento. Las cargas nocturnas, en los periodos sin operación, suelen ser más económicas.

Los modelos de montacargas de la marca Toyota que utilizan como combustible la electricidad son más compactos, por lo tanto permiten una mejor maniobrabilidad y pasillos estrechos, por lo que se puede aprovechar al máximo el espacio de los almacenes, y los operadores corren menos riesgos durante la operación.

Otra de las ventajas es que tienen menos modificaciones en el mástil para alcanzar una mayor elevación para la carga u la descarga, lo que permite una alta adaptabilidad tanto en operación, inclinación, aceleración y velocidades diversas, que pueden adaptarse fácilmente a las funciones de los operadores.

Entre otras de las características que tienen los montacargas eléctricos es que por lo general no son adecuados para su uso en exteriores o en ambientes donde existe un alto número de humedad relativa; además necesitan una buena condición de suelo para laborar. Otra desventaja es que la duración de las baterías puede variar de acuerdo con su uso, el peso de las cargas y la altura de colocación, por lo que requieren planificar los periodos de carga de las unidades. En caso de que los montacargas sean de uso continuos, es decir dos o más turnos seguidos, se requerirá de otra batería para mantenerlos en funcionamiento, y la zona de carga requiere de una buena ventilación.

Por otra parte, los equipos de combustión interna funcionan con gas LP, gasolina o Diésel; entre sus ventajas se puede mencionar que son idóneos para el trabajo en los ambientes exteriores expuestos a diferentes condiciones, como la humedad, el polvo o los rayos UV. En estos equipos no importa si trabajan en turnos continuos, puesto que siempre están disponibles para su funcionamiento, con excepción de que exista una falla en las unidades.

También son perfectos para funcionar en suelos irregulares, por lo que no requieren de una preparación previa del terreno, de modo que sus costos iniciales son por lo regular más bajos que con los montacargas eléctricos. Los modelos de combustión disponen de modelos con una mayor capacidad de carga, en comparación con los eléctricos.

A diferencia de los montacargas eléctricos, los de combustión no se recomiendan usar en interiores, debido a la emisión de gases de efecto invernadero que al acumularse pueden ser tóxicos, aunque algunos equipos de gas LP están diseñados para una mejor cantidad de emisiones y pueden usarse en el interior. De igual manera suelen ser muy ruidosos, por lo que llegan a afectar las comunicaciones entre el personal, lo que puede representar un menor nivel de seguridad.

De igual manera, sus costos de mantenimiento son más elevados, lo que junto con los costos de combustibles que están sujetos a incrementos regulares, pueden elevar los gastos operativos a corto plazo; así como tienen una menor adaptabilidad que los montacargas eléctricos y requieren de más espacio para maniobrar, por lo que es de suma importancia seleccionar los modelos y tipos adecuados para sus actividades.

Los mejores modelos de montacargas Toyota los podrán encontrar en TMR, donde nos especializamos en la renta y venta de equipos ligeros y maquinarias pesadas nuevas y usadas; les ofrecemos a nuestros clientes el mejor servicio y las refacciones necesarias para mantenerlos siempre en óptimas condiciones.

Contamos con una flotilla de equipos en renta de última tecnología, que es constantemente renovada y se encuentra siempre en las óptimas condiciones para garantizar su funcionamiento y seguridad de operación, gracias a nuestro continuo compromiso con nuestros clientes para ofrecerles la mejor calidad.

Como distribuidores autorizados de las mejores marcas, ofrecemos la renta y venta de las mejores unidades con los mejores precios, calidad en el servicio y entregas oportunas a todo el norte de la República Mexicana, con centros de distribución en Monterrey, Saltillo y Torreón. Los invitamos a comunicarse con nosotros a nuestras sucursal en Monterrey al teléfono (81) 8327-0498 o visitar cualquiera de nuestras oficinas para conocer los diferentes modelos de montacargas Toyota con los que contamos.