(81) 8327-0498 ara@tmr.com.mx
Pages Navigation Menu
Montacargas en Monterrey NL
Montacargas Hangcha y plataformas JLG

Montacargas usados

Los montacargas son vehículos para el transporte pesado, que no sólo sirven para mover cargas de un lado a otro, sino que también pueden ser utilizados para remolcar, apilar, bajar o subir diferentes tipos de artículos o materiales pesados en una empresa, una fábrica, en bodegas e incluso en tiendas departamentales. Al comprar uno pueden optar por montacargas usados o por unidades nuevas, en compra o en alquiler, de acuerdo con sus necesidades y presupuesto.

Su funcionamiento es muy sencillo: utiliza dos pesos que se oponen para crear un equilibrio, uno de los pesos se encuentra en la parte delantera, que es la zona donde se coloca la carga, y el contrapeso localizado en la zona de las llantas traseras. Por lo general se utilizan para cargar y mover objetos de gran peso, que una o varias personas no podrían mover, o que les llevaría mucho tiempo con costos y riesgos elevados.

Para manejar los montacargas, ya sean nuevos o usados, es recomendable conocer las medidas de seguridad y operación para llevar a cabo la operación de la unidad y haber tenido entrenamiento previo, ya que, aunque parezca sencillo operarlos, debido a la capacidad de carga que tienen y la altura a la que pueden colocar las cargas, puede haber problemas operativos si no se tienen la capacitación adecuada, por lo que la precaución es de suma importancias para evitar accidentes.

Para el adecuado manejo y disminuir al mínimo el riesgo de los posibles incidentes, es de suma importancia tener en cuenta que se debe realizar una planificación de la ruta que se va a recorrer para llevar a cabo el transporte de la mercancía, mantener la carga a una altura baja durante el recorrido para evitar riesgos de volcaduras, las cuales son poco probables si el operador está capacitado, estacionarse en sitios seguros, verificar el estado de la carga y no sobrepasar el límite recomendado de la carga.

El costo de estas unidades puede ser muy elevado, por lo que muchas empresas, sobre todo las que están en pleno crecimiento, no cuentan con el capital necesario para comprar un montacargas nuevo, por lo que la mejor opción es el alquiler o adquirir uno usado. En cualquiera de las dos opciones existen muchas empresas que les brindan este servicio, una de las mejores en toda la República es TMR, una empresa establecida en Monterrey y con sucursales en Torreón, y próximamente en Saltillo, especializada en la compra, venta y renta de maquinaria pesada y equipo ligero.

La capacidad de carga de las unidades usadas varía dependiendo de las necesidades de cada empresa, el modelo y el tipo de combustible que utilicen, y pueden ir desde unos cientos de kilos hasta tres y media toneladas; de igual manera pueden seleccionar una altura del mástil diferente, dependiendo de las necesidades de cada empresa, que puede llegar hasta los cinco metros.

De igual manera las dimensiones de los montacargas pueden variar para que se adapten a las dimensiones de los pasillos o si son para uso interior o exterior. Al momento de comprar o rentar un montacargas usado deben poner atención perfectamente en todos los detalles ya que cualquier defecto puede afectar en su desempeño, es por ello por lo que los montacargas seminuevos que vende TRM se encuentran certificados y no cuentan con defectos para una adecuada operación.

Ideas erróneas sobre la compra o el alquiler de los montacargas usados

Cuando se adquiere un equipo montacargas seminuevos existen muchas ideas equivocadas sobre ellos, por lo que algunas empresas deciden ahorrar para comprar uno nuevo, lo que puede significar salirse de su presupuesto y afectar sus finanzas. Contrario a lo que se piensa comúnmente no todos los equipos usados son menos eficientes que los nuevos y tampoco se deprecian rápidamente. De hecho, los montacargas usados ofrecen una gran cantidad de aspectos positivos, puesto que requieren de una menor inversión inicial y pueden tener una larga vida útil si son cuidados adecuadamente.

Uno de los conceptos erróneos que hay sobre este tipo de montacargas es que usado es sinónimo de inferior; esta es una idea que se encuentra muy alejada de la realidad. Los equipos usados pueden ser todo, menos inadecuados para el trabajo en fábricas y almacenes, puesto que antes de ser puestos en venta o renta pasan por un complejo proceso de evaluación.

Un montacargas de seminuevos pasa por un mantenimiento, ya sea correctivo o preventivo, según sea el caso, además se le efectúan las reparaciones necesarias para ofrecer una unidad de la más alta calidad que se adecue a las necesidades de su empresa. Cuando buscan comprar un equipo usado, no están buscando entre restos de chatarra, en lugar de eso, buscan una maquinaria de calidad que se ha certificado y cumple con las medidas regulatorias básicas para asegurar su seguridad, eficiencia y que es apropiado para su uso en cualquier circunstancia.

La segunda idea errónea sobre un montacargas de segunda mano es que siempre cuenta con fallas irreparables; esto también se trata de un mito, puesto que los equipos usados no son más propensos a ciertos problemas mecánicos y técnicos, pero la realidad es que, ya sea nuevo o usado, si son operados de manera adecuada y por personal capacitado mantendrán su estado óptimo de trabajo, así como si reciben los mantenimientos preventivos y correctivos necesarios.

Evitar cualquier tipo de falla es muy simple, sólo se tienen que llevar a cabo inspecciones a fondo de los equipos de manera regular. Además lo más recomendable es acudir con una empresa certificada, con experiencia y que les brinde la más alta garantía y servicios para mantener totalmente funcionales los equipos y disminuir tiempos muertos en sus operaciones, como el servicio integral que les ofrece TMR, con programas de mantenimiento preventivo y correctivo.

La última clave errónea sobre los equipos montacargas de segunda mano es que su precio se deprecia muy rápidamente, cuando la realidad es totalmente opuesta. Si bien cualquier unidad o vehículo de uso industrial se deprecia con el tiempo, esto ocurre en las etapas tempranas de su uso; un montacargas que pudo haber sufrido una depreciación, lo hizo mucho antes de que fuera vendido como usado. Como resultado, las unidades usadas pueden ofrecer un gran valor a los activos de las empresas, debido a que sólo pueden ofrecer beneficios de la mayor longevidad que los propietarios puedan obtener de ellos.

¿Qué tener en cuenta al adquirir un montacargas usado?

Los factores que se tienen que tomar en cuenta al elegir un equipo usado son prácticamente los mismos que uno nuevo, aunque existen puntos en los que se debe prestar más atención, como la calidad de la unidad, el periodo de uso, los mantenimientos que han recibido con anterioridad y las piezas que se han sustituido.

Al momento de elegirlo deben saber si será para uso en interiores o exteriores, los cuales varían de tipo, tamaño y combustible. Los equipos para interiores suelen ser eléctricos y de menor tamaño; mientras que los de exteriores son de combustión interna (gas LP, gasolina o diésel), son más económicos, tienen un peso mayor y permiten la carga y la descarga de artículos de mayor peso y a mayor altura. Deben identificar las características que mejor se adecuen a sus necesidades.

También deben solicitar un informe completo por parte de la empresa para conocer el uso que le hayan dado a la unidad, aunque esto parezca innecesario es un paso fundamental, para poder planificar los periodos de mantenimiento y adquirir las piezas de repuesto necesarias para un óptimo funcionamiento.

Es de suma importancia que conozcan las especificaciones generales de los diferentes tipos de montacargas, pregunten los años de garantía que posea el equipo de acuerdo con el lapso que lo utilizaran y las actividades para las cuales los necesitan. Si es posible, pueden coordinar con un mecánico y operador calificado en equipos montacargas para que realicen una evaluación independiente del equipo.

Por último, contemplen cuál es la mejor opción: la renta o el alquiler de las unidades, de acuerdo con el uso que les darán y todas las características de los equipos señaladas con anterioridad. El alquiler de los equipos tiene como ventaja que los costos operativos son menores, además que sólo pagarán por el tiempo que utilicen el montacargas y se olvidarán de los tiempos muertos.

¿Qué montacargas elegir: eléctricos o de combustión?

La productividad de los almacenes se encuentra determinada no sólo por el número de las unidades con las que cuenten o si son montacargas usados o nuevos. Entre la variedad de montacargas entre los que pueden elegir están los eléctricos y los de combustión con base en gas LP.

Los montacargas eléctricos son considerados como los más amigables con el medio ambiente, puesto que no producen emisiones dañinas y trabajan sin producir humo, por lo que son ideales para su uso en los interiores. Son impulsados cien por ciento por electricidad que es suministrada por una batería de alta potencia, pueden reducir aproximadamente el 20 a 50 por ciento los costos operativos del equipo, en comparación con los de combustión por gas.

Ya que la batería de los montacargas actúa como un contrabanance, los almacenes pueden tomar ventajas de la maniobrabilidad superior de los equipos eléctricos, por lo que su operación es mucha más silenciosa y confiable. Se encuentran disponibles en configuraciones de tres y cuatro ruedas; los de tres ruedas son ideales para pasillos angostos, puesto que su capacidad para girar en espacios pequeños es muy alta, mientras que los de cuatro ruedas ofrecen una gran estabilidad y capacidad de pendiente que apoya a manejar materiales pesados en entorno más inclinados.

Entre otras características de las unidades eléctricas es que, a pesar de ser considerablemente más económicos para su mantenimiento y mayor tiempo de vida útil, requieren de una mayor inversión inicial, puesto que la batería y el cargador representan casi la mitad del costo de la unidad.

Y, a pesar de que el costo de la recarga de la batería por la noche es mucho menor que una recarga de gas LP u otro combustible, no pueden ser utilizados durante los tiempos de recarga, lo que puede afectar el ritmo de trabajo, por lo que los almacenes que consideran utilizarlos también deben hacer un espacio para la colocación de una estación de carga de baterías, lo que podría afectar el espacio disponible en el almacén.

Por otra parte, los montacargas de gas LP son los más comunes entre los equipos de combustión interna, puesto que tienen un costo inicial muy competitivo en los modelos usados y son conveniente para el trabajo continuo, tanto en los interiores como en los exteriores. No requieren ser recargados y tienden a desempeñarse a una mejor velocidad, lo que acelera los tiempos promedios de operación y la eficiencia de carga que sus contrapartes eléctrica y los de diésel.

Mientras las unidades eléctricas se ven limitadas por la carga y sólo pueden ser operados en superficies lisas en los interiores, los equipos de gas LP ofrecen un excelente desempeño, tanto en los interiores como en los exteriores, de forma independiente al clima y a las exigencias de los almacenes, aunque también tienen algunas desventajas, como que, a pesar de los precios competitivos su mantenimiento es mucho más alto que los eléctricos o los de diésel. Además, debido a los incrementos en el gas, los gastos operativos son mayores por lo que es necesario diversificar los equipos utilizados en los almacenes y también utilizar montacargas operados con combustibles alternativos.

Sin importar el tipo de montacargas usados que utilicen, ambos tienen sus pros y sus contras, por lo que deben sopesar las características de cada uno y elegir el que mejor se adapte a sus necesidades y presupuesto. Es importante para los almacenes examinar sus necesidades de negocio de forma particular y hacer una compra o la renta a la medida de su rutina en el manejo de materiales.

En TMR contamos con los mejores montacargas de las principales marcas en el mundo, como Toyota, JLG y Hangcha, entre otros; contamos con una flotilla para alquiler que es constantemente renovada y se encuentra siempre en un excelente funcionamiento. Los invitamos a que se comuniquen a nuestras oficinas vía telefónica o por correo electrónico, también estamos a su disposición en nuestras oficinas, donde uno de nuestros asesores los ayudará a seleccionar los mejores montacargas usados para sus negocios.