¿Qué elegir para su almacén: apilador o montacargas?

 In montacargas Aguascalientes, renta de montacargas en Aguascalientes, renta de montacargas en Colima

Cuando se trata de equipos de manutención, hay una gran variedad de opciones, pero hay dos que son ampliamente usados para el manejo de mercancías sobre pallets: apiladores eléctricos y montacargas usados o nuevos. Ambos poseen características compartidas, únicas y ventajas y limitaciones que es importante conocer para elegir el más conveniente. 

Características y beneficios de los montacargas

Se trata de equipos que elevan y descienden cargas muy pesadas de forma sencilla, gracias al mástil integrado en las horquillas o uñas. Hay diferentes tipos de montacargas usados o nuevos y de diferentes capacidades y dimensiones, por ejemplo, hay equipos impulsados con gas Lp, gasolina, diésel y baterías eléctricas. Los primeros son ampliamente usados para trabajos en exteriores y los primeros en interiores, debido a que no presentan emisiones dañinas para el personal y las mercancías.

Igualmente, son excelentes opciones para empujar, mover y remolcar diferentes objetos. Al levantar las mercancías, son balanceadas gracias al centro de gravedad y las estabilizan al mecerse en todas las direcciones. Ya sea que compren o renten un montacargas, hay siete clases y cada una se diferencia por sus características y aplicaciones:

  • Clase 1. Poseen motor eléctrico y se recomiendan para interiores.
  • Clase 2. Se trata de equipos eléctricos recomendados para almacenes pequeños o con pasillos estrechos.
  • Clase 3. Tienen motor eléctrico, se manejan de forma manual e integran manijas en el centro o en la parte delantera. El operador los controla a bordo o caminando a un costado.
  • Clase 4 y 5. Ambos son equipos de combustión interna, funcionan con gas LP, gas natural o diésel y se recomiendan para exteriores. Se diferencian en que la clase 4 posee llantas sólidas y la clase 5 llantas neumáticas.
  • Clase 6 y 7. Destacan por sus grandes dimensiones y su uso para suelos inestables e irregulares, por lo que se utilizan ampliamente en exteriores. Comprende remolques y tractores de gran capacidad.

Su manejo es sencillo, aunque se requieren licencias y permisos, debido a que sus grandes dimensiones causan varios peligros, por ejemplo, volcaduras o atropellos. En caso de que necesiten operar en dos turnos, los montacargas usados o nuevos son mejor opción que los apiladores, debido a que disminuyen considerablemente la fatiga de los operadores.

Los montacargas Toyota o de otras marcas operan verticalmente, por lo que son una excelente opción para aprovechar el espacio de los almacenes. Un ejemplar contrabalanceado, ya sea hombre sentado o parado, es ideal para levantar mercancías hasta cinco metros. Para la carga o descarga de remolques, los mástiles colapsados son ideales, ya que son bastante largos. Encontrarán incluso equipos que se elevan tan alto como las cubiertas de almacén: hasta 13 metros.

Apiladores eléctricos

A diferencia de los montacargas eléctricos o de combustión interna Toyota o de otras marcas, son más ligeros e ideales para realizar operaciones sencillas y de un turno. Funcionan con baterías, que pueden ser de litio o plomo ácido y se recargan cada ocho horas aproximadamente. No es necesaria la instalación de tomacorrientes costosos que consumen mucha energía y elevan las facturas de electricidad. Basta con tener un tomacorriente en muro de 110 voltios para recargarlas.

Los precios varían según el modelo o capacidad, aunque son menores en comparación con los montacargas (hasta la mitad de su costo). Son excelentes opciones para aplicaciones no tan demandantes y para almacenes de las pymes. Levantan, bajan y mueven mercancías sobre pallets y cuentan con diseño ergonómico. Destacan por su alta eficiencia energética y se recomienda si son pocos los movimientos a realizar.

Hay dos tipos y ofrecen diferentes elevaciones: hombre montado (llega hasta los seis metros de altura) y hombre a pie (llega hasta los tres metros de altura). Integra un mástil, que es el componente vertical en el que se elevan y descienden las horquillas. Su estructura es rígida, por lo que es importante usar racks de gravedad que son compatibles con su funcionamiento.

Con respecto a su altura, apilan de forma segura cargas entre 1.5 y 4.5 aproximadamente. Son excelentes opciones para optimizar el espacio de almacenamiento a bajo costo. Se recomienda exclusivamente para interiores, ya que no integra ruedas adecuadas para manejarse en superficies difíciles. Acceden a sitios que los montacargas no pueden, gracias a su chasis compacto que brinda un mejor radio de giro. Aunque son pequeños, se recomiendan para apilamientos intensivos.

Al igual que los montacargas eléctricos, poseen pocos componentes móviles, por lo que presentan menor deterioro y su precio de mantenimiento es bajo. Si bien son ventajosos, presentan algunas limitaciones. Por ejemplo, su capacidad de carga es menor que los montacargas (poco más de una tonelada) y no tienen tantos componentes de seguridad.

Presentan alta resistencia, hay ejemplares de tres y cuatro ruedas. Los primeros ocupan menos espacio y se usan para cargas más pesadas mientras que los segundos son más estables en terrenos difíciles y tienen un mayor radio de giro, aunque su precio inicial y de mantenimiento es más alto.

Ya sea que necesiten el servicio de compra o renta de montacargas Saltillo o de apiladores, contacten a los expertos de TMR. Pidan más información al (81) 8327 0498 o llenen el formulario disponible en nuestro sitio web.

 

 

Recent Posts
renta de montacargas en Colimamontacargasventayrenta
Abrir chat