¿Es posible ahorrar dinero en el mantenimiento y operación de los montacargas?

 In montacargas nuevos, montacargas Toyota, montacargas usados

Son varios los errores que suelen cometerse durante la compra de un montacargas Toyota, entre los que destaca considerar únicamente el precio de compra. En realidad, hay otros aspectos que pueden afectar dicho precio y que no deben pasar por alto, por ejemplo, uso de electricidad o gas, mantenimiento, daños por usos inadecuados, entre otros.

Lo recomendable es adquirir un montacargas Toyota o de otras marcas, como Hangcha, de buen precio y que minimice los costos de mantenimiento y operativos. Los ejemplares de alta gama son buena opción para ello, no obstante, su precio inicial puede ser difícil de costear para la mayoría. En tales casos, opten por uno de gama media. Para evitar que su uso y cuidado repercutan a largo plazo en su economía, les recomendamos aplicar las siguientes medidas.

Capacitar a los operadores

Muchos piensan que manejar un montacargas es similar a hacerlo con un vehículo convencional. En algunos aspectos, sí son similares, pero las carretillas elevadoras presentan características y funciones específicas que deben conocerse bien antes de usarlas. Si son una pyme y será la primera unidad que implementan, será necesario asignar a alguien con experiencia, lo que no siempre es posible.

Dejar los montacargas Toyota en manos de alguien que no es plenamente competente en su uso puede causar serios daños a los edificios y a los sistemas de estanterías, además el operador o personas cercanas pueden resultar lesionadas. Los accidentes mortales también ocurren, por lo que es importante capacitar bien a todos los empleados que se dedicarán a operar el equipo de manutención. 

La capacitación permitirá que los operadores se familiaricen con los equipos, además les enseñará a detectar fallas cuando estos no estén en óptimas condiciones. En ellos deben incluirse instrucciones y recomendaciones para prevenir volcamientos, dirigir la máquina con cargas, conocer los límites de velocidad, además para usar adecuadamente el equipo de protección personal, emprender acciones adecuadas en los pasillos, entre otras.

Existen algunos proveedores que incluyen la capacitación en la compra o renta de montacargas. En caso de que esto no sea posible, pueden respaldarse en empresas certificadas para brindar este servicio, cuyas capacitaciones duran aproximadamente diez horas. 

Completar las revisiones diarias

Las prisas no son nada convenientes cuando se trata de operar un montacargas. Es indispensable que realicen inspecciones previas y de forma rutinaria. De esta manera, garantizan que todo esté en óptimas condiciones. Para lograr un buen desempeño del equipo y el personal, deben revisarse componentes antes de cada turno, como llantas, mangueras, agua, aceite, espejos, equipos de seguridad (como cinturones de seguridad), horquillas, entre otros. En algunos casos, basta con rodear el equipo para hacer una inspección visual y detectar signos de daños.

Mantenerse atentos durante el uso de la unidad

Asegúrense de que la unidad que usarán sea adecuada para su aplicación. Una forma de corroborarlo es revisar las distintas clases de montacargas. Enciendan el vehículo y revisen el horómetro. En caso de que el motor de propulsión cuente con más horas que el motor de elevación, esto podría ser el causante de que la unidad no se use adecuadamente. En tal caso, podría utilizarse un patín hidráulico. También deben revisarse los medidores y observar todos los ciclos de los controles durante el encendido.

Garantizar el mantenimiento de las baterías y cargadores de los montacargas eléctricos

Si en su almacén usarán ventajosos montacargas eléctricos, deben de garantizar el buen uso y mantenimiento de las baterías. Las lesiones, daños a montacargas o a las mismas baterías pueden ser el resultado de un manejo inadecuado de estas últimas. Entre los errores que más cometen los operadores es no verificar el nivel adecuado de voltaje de las baterías y el cargador. Para aquellos que no están seguros del voltaje correcto, recomendamos contar las celdas y multiplicar la cantidad obtenida por dos.

En caso de que tengan baterías de respaldo para sus montacargas nuevos, es importante que no estén expuestas. Tienen que mantenerse en un lugar seco, con temperatura óptima y sin polvo. Deben también mantenerse completamente cargadas para evitar disminuciones de la potencia y la vida útil. Por último, asegúrense de que sean irrigadas después de entre cinco y diez cargas, aunque esto varía según la vida útil estimada por los fabricantes.

Contraten un plan de mantenimiento para prever reparaciones costosas

Para un buen desempeño, es crucial programar el cuidado de las carretillas elevadoras. Para ello, definan un plan de mantenimiento preventivo para mantener registrados las atenciones pasadas y futuras. A largo plazo, esto les evitará gastos derivados de los paros operativos y de reparaciones mayores. Los mismos proveedores suelen contar con talleres, donde recibirán sus unidades e, incluso, les ayudarán a programar adecuadamente las atenciones requeridas.

¿Desean montacargas usados o nuevos de marcas reconocidas y de alta calidad? Contacten a los expertos de TMR. Para más información, marquen al (81) 8327 0498 o llenen el formulario de nuestro sitio web.

Recent Posts
Montacargas nuevosMontacargas eléctricos
Abrir chat