El almacenaje adecuado de las baterías de montacargas es crucial

 In blog, montacargas eléctricos, montacargas Toyota, renta de montacargas

 

Los montacargas Toyota son una excelente opción para cualquier almacén, debido a sus excelentes características constructivas, aunque recomendamos ampliamente los ejemplares eléctricos. Estos equipos y los de otros fabricantes utilizan una batería fabricada con plomo ácido y iones de litio. La última opción es la más solicitada, debido a su excelente rendimiento y amabilidad medioambiental.

 

A diferencia de los montacargas de diésel o gas LP, no emiten gases perjudiciales para la salud del personal, las mercancías y el medio ambiente, por lo que son la mejor opción para interiores y no es necesario instalar complejos sistemas de ventilación, cuyo costo y mantenimiento es alto. Usualmente, funcionan hasta ocho horas de forma continua, por lo que son buena opción para empresas con altas rotaciones de productos.

 

Si bien las baterías son eficientes, ocurrirán problemas si se usan por encima del límite especificado. En estos casos, los expertos recomiendan adquirir dos o más baterías de litio para tener un respaldo si reduce la carga y eficiencia de alguna. Al aumentar la cantidad de baterías, surge la necesidad de contar con espacio para almacenarlas. Es necesario almacenarlas adecuadamente para no perjudicar su vida útil.

 

¿Qué pasa si las baterías no se almacenan correctamente?

 

Dentro de las baterías hay químicos que son reactivos, por lo que presentan sulfataciones peligrosas si se almacenan inadecuadamente. La falta de uso y recargas es la principal causa de las sulfataciones, por tal motivo, es importante no dejarlas demasiado tiempo almacenadas y recargarlas periódicamente, aunque no sean usadas. Si se omiten estas medidas para las baterías de los montacargas Toyota o de otras marcas, la concentración se desplazará hacia a las placas y las degradará gradualmente.

 

Su capacidad original de reaccionar de forma química igual reducirá si el almacenamiento no es correcto, por ejemplo, disminuirá de 1,280 a 1,260 Ah a en un mes y bajará 20 puntos más en dos meses hasta resultar inservible para operaciones de almacenaje. Las baterías no tendrán este problema y retornarán al punto de equilibrio si las cargas se realizan mensualmente.

 

Otro problema típico de las baterías de los montacargas Toyota o de otras marcas son las descargas parciales, que dañan las celdas de plomo por autodescargas y derivará en pérdidas diarias de gravedad específica de hasta 0.0005 puntos. Estos problemas no son los únicos por mal almacenamiento. Destacan los siguientes:

 

  • Disminución permanente de su capacidad por sulfataciones imposibles de solucionar.
  • Omitir el refrescamiento mensual de las baterías hará que pierdan su capacidad tras un semestre.
  • Pérdida gradual de capacidad y densidad. Omitir el refrescamiento mensual de las baterías hará que pierdan su capacidad tras un semestre.

 

Aseguren un almacenamiento correcto

Sin importar que las baterías sean nuevas y permanezcan almacenadas largos periodos, apliquen las siguientes medidas:

 

Refrescar las baterías periódicamente

 

Se recomienda hacerlo una vez al mes para que la energía activa permanezca en su parámetro original, no pierda gradualmente su capacidad y se mantengan flexibles los materiales activos en su interior mientras las baterías están almacenadas.

 

Realizar cargas al 100%

 

Si permanecen más de un mes en almacenamiento, cárguenlas completamente para evitar disminuciones en su rendimiento. Chequen regularmente los valores de densidad. Al almacenarse mucho tiempo una batería, reduce su electrolito, lo que no es conveniente si los montacargas eléctricos son usados en cuartos fríos o zonas con bajas temperaturas.

 

Según el valor del electrolito, se congelará a bajas temperaturas. Por ejemplo, un valor de 1,150 se congelará a -15 °C. En la mayoría de almacenes no se dan estas condiciones, únicamente en las cámaras de congelación. En caso de que el almacenamiento sea menor que un mes, no son necesarios los cuidados específicos.

 

Método de almacenamiento

Para lapsos mayores que un mes, apliquen el siguiente método:

  • Hagan una mezcla de cuatro litros de agua y 500 gramos de bicarbonato de sodio y úsala para limpiar y neutralizar las baterías. Utilicen un cepillo suave para aplicarla en ellas y sus cubiertas de celda. Después, enjuague con agua limpia.
  • Realicen una carga de igualación antes de colocar las baterías en la zona de almacenaje.
  • Las baterías de litio de montacargas eléctricos ofrecen muchas ventajas y son duraderas, pero presentan problemas si la temperatura no oscila entre 15 y 40 °C. La zona de almacenaje debe estar en interiores, no contar con polvo y tener buena ventilación.
  • Chequen la densidad de las celdas una vez al mes. Recarguen si hay una disminución en la gravedad específica.

 

La limpieza y el mantenimiento son importantes para el almacenamiento. Complementen lo anterior con estas medidas:

  • Coloquen un cargador cerca de la zona de almacenaje que sea compatible con las baterías.
  • Implementen sistemas de monitoreo BMU u otro control de rotación con sus respectivas salidas y entradas.

 

Consideren que las baterías no son diseñadas para permanecer almacenadas. El sentido común sugiere que todo lo que se guarda mantendrá su integridad, pero, en el caso de las baterías, usarlas frecuentemente prolongará su vida útil. Si desean el servicio de venta o renta de montacargas o baterías de marcas líderes en el mercado, contacten a los expertos de TMR al (81) 8327 0498 o envíen un correo a través de nuestro formulario o a la dirección: ara@tmr.com.mx.

Recent Posts
montacargasventayrenta
Abrir chat