TMR, nuestra empresa dedicada a la montacargas venta les da la bienvenida a este sitio web a través del cual pueden contactarnos si están interesados en adquirir este tipo de maquinarias de elevación, las cuales son de suma utilidad e incluso indispensables en muchas industrias, ya sea para labores de carga, almacenaje, transporte etcétera, además de ofrecerles estos vehículos maravillosos, les diremos a continuación aspectos importantes en torno a estos.

Para empezar, es importante mencionar que los montacargas, grúas horquillas, o carretillas elevadoras consisten en pequeños vehículos industriales, las cuales tienen una plataforma bifurcada que es accionada por motor en la parte delantera, la cual se puede elevar y bajar para su inserción debajo de una carga con el fin de levantarla o moverla. Es tal su excelencia, que los montacargas logran satisfacer las necesidades de diversas industrias, incluidos almacenes entre otras instalaciones con depósitos grandes.

Las carretillas elevadoras funcionan con baterías eléctricas o con motores de combustión, algunas de estas permiten a los operadores sentarse mientras conducen y operan la máquina, asimismo, otras requieren que el operador se pare. Cabe agregar que los montacargas están siendo usados ampliamente en todas las industria para el transporte de materiales y productos, debido a que cada vez más empresarios se dan cuenta de lo rentables y útiles que pueden resultar.

A continuación hagamos una revisión de los componentes clave de las carretillas elevadoras, asimismo, sobre estas y sus aplicaciones en detalle. Primero hablemos de los componentes clave: la carretilla elevadora consiste en una variedad de componentes los cuales son necesarios para que su manejo se dé de manera efectiva, estos son los siguientes:

  • Marco de camión

Se trata del componente más importante, el cual conforma la base de la máquina. Todos los componentes clave de las carretillas elevadoras,  incluidas las ruedas, el contrapeso y el mástil, están unidos al bastidor del camión.

  • Contrapeso

El contrapeso consiste en un peso de hierro fundido unido a la parte trasera de la grúa de horquilla; el objetivo del contrapeso es compensar la carga que se está levantando. En la carretilla eléctrica, el contrapeso se fija a la batería de plomo-ácido.

  • Fuente de alimentación

La fuente de poder de la carretilla elevadora consiste en un motor de combustión interna; el motor puede ser alimentado con GLP, GNC, diésel y gas natural. Por otro lado, las carretillas elevadoras eléctricas obtienen energía de las pilas recargables de plomo-ácido.

  • Carro

El carro sirve de base para la carretilla elevadora, este se fija en los rieles del mástil con el fin de que pueda moverse fácilmente hacia arriba y hacia abajo.

  • Mástil

El mástil es una parte vertical que levanta y empuja hacia abajo las cargas, Al igual que el transporte, este componente puede estar equipado con rodillos.

Una vez explicado esto, respondamos: ¿Cómo funciona una unidad montacargas? Las carretillas elevadoras obtienen su poder de dos mecanismos entrelazados: un par de cilindros hidráulicos, un par de poleas de cadena de rodillos, y controles.  Hablemos un poco sobre el mecanismo de elevación con los cilindros hidráulicos. La manija de elevación está conectada a una bomba de aire eléctrica en la base de la carretilla elevadora, una vez que se presiona el mango, se activa la bomba de aire que extrae el aire exterior a través de un filtro y lo empuja hacia un tubo que llega a los cilindros.

Un cilindro hidráulico comprende un tubo hueco cerrado en un extremo con un pistón lubricado y flexible que encaja en el otro, el aire queda atrapado a través de la base del cilindro, que permite la entrada de gases sin que se filtren. El volumen de gas en el cilindro aumenta la presión dentro de él. La presión aplicada al área de la cabeza del pistón genera una fuerza hacia arriba, esta fuerza hace que el pistón se mueva hacia arriba, aumentando el volumen del gas y minimizando la presión. Asimismo, crea un equilibrio físico a la altura de la carretilla elevadora y una fuerza equivalente del gas y la carga de la unidad.

Para elevar la carga, el operador empuja el mango hacia adelante, indicando a la carretilla elevadora que bombee el exceso de aire a los cilindros; para bajar la carga, el operador tira de la manija en dirección hacia atrás para descargar el gas de los cilindros.

Hablemos ahora de la polea de cadena de rodillos. Los pistones hidráulicos están unidos a las dos estructuras verticales principales conocidas como “mástiles”. Las horquillas que están destinadas a llevar la carga están unidas al cuerpo principal de la carretilla elevadora por medio de un par de poleas de cadena de rodillos, cuyo fulcro forma un engranaje en la parte superior del mástil. Por lo tanto, cuando los pistones hidráulicos empujan los mástiles en dirección ascendente, los engranajes de los mástiles se presionan contra las cadenas de rodillos; esto sucede porque un lado de la cadena está fijado al marco inmóvil de la carretilla elevadora, y la única forma en que los mástiles pueden moverse de manera ascendente es cuando los engranajes giran en el sentido de las agujas del reloj y tiran de las horquillas hacia arriba. La importancia de este mecanismo es que permite que las horquillas se alejen del alcance de los cilindros.

Con respecto a los controles, cabe añadir lo siguiente: las carretillas elevadoras poseen dos juegos de controles: uno para la dirección y otro para la elevación. El control de la dirección funciona de manera similar a la de un carrito de golf, con pedal de aceleración, volante, freno, marcha atrás y marcha adelante. Los montacargas usan la dirección de la rueda trasera. Cuando enciende el volante, la rueda en el eje trasero comienza a girar hacia adelante y hacia atrás, esto está intencionalmente diseñado para permitir al operador tomar un mayor grado de rotación y precisión al manejar una carga.

Por otra parte, el control de elevación comprende dos palancas: una para levantar la horquilla hacia arriba y hacia abajo y otra para inclinar la carga hacia atrás y hacia adelante; dicho control funciona igual que el mecanismo de elevación descrito anteriormente. Con respecto al mecanismo de inclinación este resulta un tanto diferente: existen dos pares de cilindros hidráulicos adicionales unidos a la base de los mástiles. Una vez que la manija de inclinación se mueve hacia adelante, el aire llena automáticamente la cámara. El aumento en la presión es suficiente para empujar la cabeza del pistón y permitir que los mástiles se alejen del cuerpo del vehículo. Una vez que la manija de inclinación se mueve hacia atrás, el aire pasa suavemente fuera del cilindro y se bombea a otra parte de los cilindros conectados al mástil. Cuando los pistones se empujan hacia adelante, los mástiles se empujan hacia atrás. 

Hasta aquí queda claro tanto los componentes como el mecanismo de operación de estas unidades que encontrarán en Montacargas TMR, empresa dedicada a la montacargas venta.

Ahora bien, las carretillas elevadoras se inventaron por primera vez a principios del siglo XX y en la actualidad se han convertido en una parte vital del mundo industrial moderno. Las aplicaciones más comunes son las siguientes:

  1. Sitios de construcción

Los montacargas industriales sirven en los sitios de construcción, ya que se pueden utilizar para transportar materiales de construcción pesados ??a largas distancias, a través de terreno accidentado. Combina y equilibra las funciones de una herramienta de elevación y un vehículo, asimismo, pueden descargar pallets de ladrillos, materiales de construcción y vigas de acero desde el camión de reparto y transportarlos al sitio de trabajo.

  1. Almacenes

Los montacargas se usan de manera estándar en los almacenes, asimismo se utilizan principalmente para cargar y descargar camiones así como para transportar mercancías. Existe una amplia gama de marcas disponibles  y varían en tamaño, desde una tonelada de capacidad para trabajos generales relacionados con el almacén hasta una capacidad de 50 toneladas para el trabajo de contenedores de envío. Una placa en la carretilla elevadora determina el peso más alto que esta puede levantar.

  1. Operaciones de reciclaje

Los montacargas también se utilizan en operaciones de reciclaje para descargar los camiones o contenedores de reciclaje y transportar sus contenidos a las plataformas de clasificación. Las grúas de horquilla elevadoras pueden cargar y descargar camiones rectos, tractores, elevadores y vagones de manera eficiente. Los accesorios de la jaula pueden usarse para transportar materiales tales como llantas, que pueden deslizarse fuera de las horquillas.

Antes de iniciar la operación de carga/descarga, el área de trabajo debe estar bien preparada: el freno del vehículo debe estar configurado, y los gatos fijos que admiten un semirremolque que no está acoplado a un tractor deben instalarse para evitar el vuelco de la carretilla elevadora. Asegúrense de que la altura de la puerta de entrada del vehículo despeje la altura de la carretilla elevadora en al menos 5 cm; además, los muelles y las placas de base no deben tener bloqueos y deben estar completamente secos. Las horquillas deben mantenerse apuntadas hacia abajo cuando se viaja sin carga y mantenerse apuntadas hacia arriba mientras se viaja con una carga.

  1. Dockyards

Los montacargas se han utilizado para apilar y descargar barcos y barcazas durante las guerras mundiales cuando surge la necesidad de una forma rápida y eficiente de cargar armas y suministros. Hoy en día, las carretillas elevadoras de gran tonelaje se utilizan para transportar contenedores voluminosos desde camiones de reparto a regiones de almacenamiento en el muelle y luego a barcos. Se utilizan para transportar envíos de madera y acero, una vez que se descargan.

  1. Despejar caminos

Los montacargas también pueden servir para quitar escombros. Los empresarios pueden comprar o alquilar un ejemplar para despejar fácilmente el camino cubierto por residuos en el área de trabajo.

¿Desean un ejemplar de estos excelentes vehículos para sus operaciones industriales? Entonces deben contactar a nuestra firma, Montacargas TMR, ya que somos expertos en todo lo relativo a servicios de montacargas venta. Nuestra firma nació hace más de tres décadas, y lleva todo ese tiempo brindando servicios de calidad. Nos dedicamos específicamente a la venta y a la renta de montacargas, ya sea ejemplares nuevos o usados, asimismo ofrecemos reparaciones de equipos y personalizamos nuestros servicios para garantizar la satisfacción de los clientes. Nos destacamos en comparación con la competencia por nuestros precios excelentes y por nuestros profesionales que proporcionan servicios variados, por ejemplo, montacargas eléctricos hombre parado, hombre a bordo sentado, así como renta y venta eléctrico articulado. Es tal la calidad de nuestra firma y nuestro reconocimiento, que tenemos presencia en Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León; buscamos expandirnos, por lo que actualmente están en proceso otras sucursales en Saltillo y Torreón, para que más personas se beneficien con nuestros montacargas.

Proporcionamos equipo nuevo, seminuevos y usados, asimismo nuestros servicios mínimos de renta son de una semana. Contamos con clientes que desde hace 20 años muestran fidelidad hacia nuestra marca debido a que sólo reciben atención profesional así como satisfacción plena; ofrecemos renovaciones cada tres años en promedio por cada equipo nuevo, asimismo, manejamos con varios clientes en contratos de hasta 36 años, en los que se renueva el equipo cada tres meses con unidades nuevas para que siempre tengan equipos actualizados. Nuestra firma no da certificaciones, pues de eso se encarga la Secretaria del Trabajo, aunque sí proporciona cursos para conductores para que puedan manejar el equipo de manera eficiente. Es importante contar con licencia de montacarguista para el manejo de nuestras unidades, ya que de esta manera se garantiza la seguridad de los usuarios y de los clientes.

Entre los requisitos para concretar los servicios de renta  destacan los siguientes: actas constitutivas; identificación de representante legal; comprobante de domicilio fiscal; firma de contrato en el que el tiempo de renta es estipulado. En caso de averías brindamos servicios de mantenimiento, ya sea preventivo o correctivo. Manejamos diversas marcas en nuestro servicio de montacargas venta: Unidades de combustión gas Lp, gasolina o diésel, de las marcas Hangcha, Hyster, Toyota y Yale; equipo articulado flexi, que se maneja en capacidad de carga de 3 y 4 mil libras; y unidades eléctrias, Hangcha, Toyota, Crown, Raymond y Flexi.

Los invitamos a que nos visiten en nuestras sucursales o nos contacten a través de este sitio web para que podamos solucionar todas sus dudas e inquietudes, y para que descubran más detalles relacionados con nuestros servicios. ¡Los esperamos!

0